¿Ayudas=derechos?

El otro día leí en un artículo que nos hemos “malacostumbrado” a no llamar las cosas por su nombre, bien por miedo al reproche o bien por miedo a hacer daño, pero… ¿qué hay de malo a hablar con contundencia, a decir las cosas tal cual son o tal cual las pensamos? Por eso voy a intentar a decir claramente lo que yo pienso sobre el tema de las ayudas.

Si analizamos el problema desde lo cotidiano yo empezaría preguntando, ¿cuando prestamos ayuda a alguien? Muchos contestarían si quiero la presto y sino no, pero partiendo del hecho de que estemos dispuestos, sólo ayudamos cuando se cumplen dos premisas: cuando podemos y cuando ese alguien lo necesita. Siempre podemos ser caritativos y ayudar pese a pensar que esa persona se está aprovechando de nosotros, y realmente no lo necesita. Creo que todos estamos de acuerdo en que una ayuda es una ayuda, no una obligación prestarla, ni un derecho recibirla. Se tienen que dar las condiciones adecuadas.

Entonces… ¿cuál es la frontera entre la ayuda y el derecho a recibirla cuando hablamos de las ayudas del Estado a los ciudadanos? Seguir leyendo