El aloe vera

El último día de mi viaje a Fuerteventura contraté una excursión que incluía la visita a una fábrica de productos de Aloe Vera. Esta visita pintaba poco prometedora, una parada más en el viaje, pero resultó ser exactamente lo contrario.

Mientras nos explicaban como se extraía el Aloe de la planta y todas sus aplicaciones, tanto cosméticas como para la salud, yo me mostraba reticente a creerlas. Nunca me habían hablado de las propiedades curativas de la planta y pensaba que nos estaban vendiendo sus productos, que también lo hicieron. Pero conforme la gente de mi alrededor comentaba que tenía plantas en casa y que iba fenomenal para jaquecas y heridas, yo me iba convenciendo.

Cuando acabó la explicación de cómo extraer el Aloe, sus aplicaciones, su fabricación y nos presentaron las diferentes clases de productos que vendían, decidí comprar un bote 99% natural. En principio lo compré para mi madre, y me costó mucho más caro de lo que yo me he gastado nunca en cosméticos (no uso nunca), pero cuando llegué a casa no lo quería porque no le gustaba el olor.

Sentí haber tirado mi dinero a la basura y entonces se me ocurrió que sus propiedades, a lo mejor, podían curar el brote de acné que estaba sufriendo desde hacía un mes y no parecía parar. Busqué en internet y ¡voilà! En un mes ya no me salían más que un par de granos aislados.

Así que aquí os dejo una breve explicación de sus propiedades, por si alguien se atreve con este remedio natural para casi todo y nos comenta para qué sirve o no.

  • Contrarresta la acción de las bacterias dérmicas.
  • Disuelve los depósitos grasos que obstruyen los poros.
  • Destruye las células muertas, permitiendo su eliminación, y regula el pH en las tres capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis).
  • Protege y regenera la dermis, ejerciendo sobre la piel una profunda acción bactericida, humectante y de limpieza.
  • Funciones antisépticas y cicatrizantes, ya que con sus nutrientes naturales ayudan a la regeneración de las células de todas las capas de la piel.
  • Anti-inflamatorio, analgésico, antiviral, antitóxico.
  • Hidrata en profundidad y es muy útil en pieles sensibles y estropeadas.
  • Recomendable en irritaciones, quemaduras, picaduras de insectos, heridas superficiales superficiales, erupciones, eccemas, … al acelerar el proceso de restauración celular.
  • En el acné juvenil, elimina la infección de los poros.
  • Por su acción anti-inflamatoria y analgésica, es ideal para su utilización local en articulaciones en proceso inflamatorio; así como artritis, reumatismo y dolor muscular.
  • Se puede utilizar como fortalecedor del cabello por sus agentes nutritivos, ya que proporciona suavidad, resistencia y flexibilidad.
  • Contribuye a alisar las arrugas, reducir el tamaño de los poros y es excelente como filtro solar, al proteger de sus efectos nocivos.
  • Ayuda a prevenir las quemaduras solares y también es muy efectiva para aliviar la piel que ha estado mucho tiempo expuesta al sol.
  • Se reducen las manchas oscuras de la piel y soriasis aplicando tres veces al día durante varios meses. Los resultados no son rápidos, pero sí definitivos.
  • Es un estimulante biogénico que activa y vivifica las células de la piel.
  • Excelente para cuidados del cutis (arrugas, tonalidad, textura, etc.). Su uso tonifica los tejidos flojos, las arrugas se suavizan y tienden a desaparecer.

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s