La campana de la iglesia

Cada domingo el cura toca la campana como si le fuera la vida en ello, cada domingo empiezo el día con dolor de cabeza, cada domingo cuento las campanas, cada domingo desearía que todos los que van a misa llegaran antes de tocar la campana para que no los llamara… Y esto me ha recordado que debería de rescatar algo que escribí las navidades del 2010 sobre el tema.

“A las 9 de la mañana todos los días, desde que empiezan las navidades hasta que acaban, cada hora el cura de mi iglesia toca la campana. Pang, pang, pang… Y te despierta.
Entonces te levantas, muerta de frío; te pones el batín; te lavas la cara; te pones las lentillas y te dices a ti misma: por lo menos he madrugado y puedo aprovechar el día.
“¡Ande, ande, ande, la marimorena! Ande, ande, ande, que ya es nochebuena…” Empieza la sesión de villancicos pinchada por el Dj de la iglesia, el párroco, que se levanta navideño por las mañanas y se acuesta navideño por las noches, porque está todo el día poniéndonos villancicos.
El caso es que este año los villancicos los patrocina una conocida marca de turrón, ya que el otro día nos puso la canción del anuncio de turrón Jijona como siete veces seguidas. Curioso, la verdad. Lo raro es que no haya puesto la canción de: “las muñecas de famosa se dirigen al portal…”. Sería un puntazo la verdad. Ya sabemos quien paga los anuncios de TVE y donde los ponen.
Claro, cuando llevas dos horas con campanadas y villancicos empieza a dolerte la cabeza, y siendo aprovechar el día igual a estudiar… te dejan de hacer gracia los villancicos, y las campanas ya ni te cuento. Porque la musiquilla de fondo no es para tanto, pero las campanas…
Y cuando llevas todo el día así te propones estudiar por la noche, pero… ¡si tampoco se puede dormir por el día! ¿qué hacemos los estudiantes empalmar todas las navidades y no dormir?
Mi novio dice que la gente ya no canta villancicos por la calle, que el espíritu navideño ya no es el mismo… Yo digo que es normal, si el cura nos canta los villancicos a todo el barrio y nos da dolor de cabeza con las campanas.
Mi espíritu navideño se ha ido. Por favor, que alguien robe la campana y el tocadiscos de la iglesia. ¡Sálvemos el barrio!”

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s