“La asignatura de historia no sirve para nada”

¿Cuántas veces hemos oido la típica frase de “la asignatura de historia no sirve para nada”?

Si la escuchas en boca de un alumno, que se aburre mucho con la historia, puedes entenderlo; pero si la escuchas de boca de un padre o madre la cosa es seria.

¿Para qué sirve la historia? Si total, no vamos a vivir mejor por mucha historia que sepamos, no vamos a ser profesores de historia, la historia no nos va a dar de comer…

¡Cuánta razón! ¡oye! ¡toda la razón! La historia no nos va a dar de comer, no nos va a dar un empleo, no se aprende nada con la historia…

Bueno, dejemos las ironías a un lado. No consigo entender por qué la gente piensa que se estudia para trabajar de algo el día de mañana, que también. Se estudia para adquirir una cultura, para integrarnos en la sociedad, para entender el mundo en el que vivimos. Ahora podemos estudiar historia, matemáticas, castellano, valenciano, filosofía, biología, ciencias de la tierra… podemos estudiar lo que queramos y lo que no. Y… ¿por qué podemos hacerlo? Miren en sus libros de historia, porque hace no tanto tiempo no se podía y muchísima gente ni siquiera sabía leer y escribir. Y no queda tan lejos, quizá tres generaciones, a lo sumo.

Como persona, como ciudadana, como estudiante, como trabajadora, la asignatura de historia me ha ayudado a comprender un poco mejor el mundo en el que vivimos. Si no sabemos cómo hemos llegado hasta aquí difícilmente sabremos valorarlo o mejorar el presente. La historia es fundamental para tantas cosas:

  • Naturaleza: gracias a la historia de la naturaleza, de la tierra, de sus cambios, podemos prever lo que puede ocurrir en un futuro y adelantarnos a un desastre natural. Gracias a la historia sabemos que cada X años suelen producirse sismos en tal o cual zona; que tal volcán suele activarse…
  • Política: gracias a la historia sabemos cómo hemos llegado a la democracia en qué vivimos, de donde provienen los partidos políticos que nos gobiernan, cómo y cuando nacieron nuestros derechos. Podemos comparar cómo se vivía antes y cómo se vive ahora, mejorar el presente basándonos en los errores del pasado. Y esto mismo sirve para nuestra historia personal.

La historia es nuestro presente, es nuestro futuro. La historia nos dice que el mundo no se cambia solo, que  entre todos podemos cambiar las cosas, que podemos ir a mejor o a peor, que lo que tenemos no ha surgido de la nada, que todo merece un esfuerzo.

¿De verdad pensáis que la historia no sirve para nada?

La historia no se ha escrito sola, la han escrito nuestros antepasado y la estamos escribiendo nosotros con nuestros actos, nuestras creencias, nuestras ideas, nuestros valores… ¿De verdad no sirve para nada? Yo creo que sirve para entender mejor el mundo en el que vivimos.

https://nuncatevasadormirsinaprenderalgonuevo.wordpress.com/2011/11/01/comprometeos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s