La Fondue de Bachiller

Este ha sido el primer restaurante especialista en fondues que he probado y me ha encantado.

El ambiente es relajante, tanto por la luz como por el trato recibido. La camarera que nos atendió era muy amable y sólo vino para tomarnos nota, traernos la cena y llevársela. Además nos explicó muy bien todo lo que le preguntamos acerca de las fondues, ya que no sabíamos en qué consistían. Destaco el trato porque odio los restaurantes donde estás cenando y el camarero está continuamente interrumpiendo la conversación para saber si quieres algo más, cómo estás comiendo… Yo si voy a cenar a un sitio es para relajarme.

Nosotros fuimos con un descuento de Groupalia que incluía una fondue de carne o de queso para dos, una botella de vino tinto o lambrusco y una fondue de chocolate con frutas y bizcocho. Seguir leyendo