Cosas que aprendemos con la edad

Que con la edad la gente crece no es ninguna novedad, cada día que pasa somos un poco más viejos, pero no sirve de nada si no aprendemos de nuestras experiencias y de la gente que nos rodea.

¿Qué cosas he aprendido yo?

  • Que es muy bonito decir que no somos nada egoístas, que damos sin recibir nada a cambio, pero es falso. Tenemos que encontrar el equilibrio y saber cuando podemos ser egoístas y cuando no, cuando actuar desinteresadamente y con quien.
  • No tratamos igual a todo el mundo porque no todo el mundo nos ofrece lo mismo. Las personas tienden a portarse mejor con quienes menos les dan o quienes menos conocen. Con los primeros porque tienen que dar para recibir algo de ellos, por admiración o por a saber qué. Con los segundos porque quieren ganarse sus favores. Es algo que surge, no se suele hacer a propósito. Sin embargo no lo hacemos con la gente que más nos da porque sabemos que están ahí y los tenemos ganados. Con el tiempo cambiamos y acabamos valorando más a la gente que nos quiere y que siempre está ahi, unos antes y otros después.
  • Todos tenemos defectos y por eso tenemos que aprender a convivir con los nuestros y con los del resto. No hay que cambiar a las personas, hay que conocerlas, que es más difícil.
  • Todos hacemos cosas que molestan a los demás sin darnos cuenta y viceversa, por eso no tenemos que entrar en discusiones estúpidas que no llevan a nada bueno. Es mejor evitar algunas discusiones que no nos aportan nada, ni solucionan nada porque el problema no existe.
  • Preocuparnos por cosas realmente importantes e intentar solucionar todo lo que esté en nuestra mano.
  • Siempre hacemos más daño a las personas que más queremos y hemos de intentar evitarlo.
  • Un buen amigo es el que está ahí siempre, independientemente de si tienes un día malo o bueno, de si necesitas contarle tus fracasos o tus triunfos, está ahí sin plantearse si estás de buen humor o no; es el que perdona sin necesidad de pedírselo; el que te acepta como eres y te ayuda a cambiar lo que quieres; el que te quiere desinteresadamente; el que soluciona tus problemas aunque tú no lo sepas; el que no te echa nada en cara porque no tiene el qué. Al fin y al cabo un amigo es alguien con quien tienes la seguridad de que vas a seguir compartiendo tu vida.
  • El dinero es importante, quien diga lo contrario miente. Nos proporciona un bienestar y nos ayuda a satisfacer necesidades básicas, si no fuera así no seríamos felices.
  • A veces hacemos cosas por obligación. En lugar de poner mala cara, y dar a entender a todo el mundo el disgusto que nos produce, es mejor intentar disfrutar de ellas.
  • Un día maravilloso puede convertirse en un día fatal, pero no por ello debemos de sumirnos en una depresión que impida que disfrutemos los días siguientes.
  • A veces queremos a personas que nos perjudican y nos buscan problemas… Apartarlas un poco de nuestras vidas es la decisión más acertada.

No siempre se tiene lo que se quiere, pero tenemos que aprender a querer lo que tenemos. A veces tenemos que conformarnos. Da igual si hoy fue un día malo porque el de mañana puede ser estupendo. No todo el mundo nos acepta, pero nosotros tampoco aceptamos a todo el mundo.

Hay que conocerse primero a uno mismo, nuestros defectos y nuestras virtudes, y luego conocer a los demás antes de emitir juicios y críticas sin sentido.

Vive y deja vivir.

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

2 comentarios en “Cosas que aprendemos con la edad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s