Bretonne Annaick

La crepería Bretonne Annaick se sitúa muy cerca de la catedral de Valencia, en el centro de la ciudad, en la calle Bordadores 6.

Es un local curioso, que intenta asemejarse a un antiguo autobús. Sus paredes están llenas de pintadas realizadas por los clientes, que tienen a su disposición, en cada mesa, un bote de plastidecors. El sitio me gustó, pese a la normalidad de la clientela me pareció un lugar muy bohemio, con sus dibujos, sus paredes pintadas, sus conchas en la barra, la decoración un tanto retro… Me gustó mucho. Seguir leyendo

Anuncios