Meterse en camisa de once varas

Muchas veces hemos escuchado eso de “no te metas en camisa de once varas”. Este dicho se utiliza cuando tenemos intención de hacer algo, que no nos va a beneficiar o que nos puede resultar complicado, o cuando nos metemos en un problema del que va a ser difícil salir sin necesidad de ello. En resumen, cuando nos complicamos la vida innecesariamente…

Pero, ¿cuál es el origen de la famosa frase?

“La expresión tuvo su origen en el ritual de adopción de un niño, en la Edad Media.

El padre adoptante debía meter al niño adoptado dentro de una manga muy holgada de una camisa de gran tamaño tejida al efecto, sacando al pequeño por la cabeza o cuello de la prenda. Una vez recuperado el niño, el padre le daba un fuerte beso en la frente como prueba de su paternidad aceptada.

La vara (835,9 mm) era una barra de madera o metal que servía para medir cualquier cosa y la alusión a las once varas es para exagerar la dimensión de la camisa que, si bien era grande, no podía medir tanto como once varas (serían más de nueve metros).”

Fuente:

http://camisas.wordpress.com/2007/03/27/meterse-en-camisa-de-once-varas-origen-de-la-expresion/

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s