Los juegos del hambre

Los Juegos del Hambre es una trilogía de libros, escrita por Suzanne Collins, que fue publicada entre 2008 y 2010.

Los libros narran un futuro en el que la guerra ha arrasado casi todo. Un mundo gobernado por tiranos, que han dividido su reino en distritos, de forma que cada uno de ellos produce una cosa diferente. Todo lo producido va a la ciudad central, que les suministra algo de comida, viviendo todos en la más absoluta pobreza.

La única forma de salir de la pobreza, y que el distrito donde viven tenga más comida, es ganando los Juegos del Hambre, un show televisivo donde participan un chico y una chica de cada distrito. Los Juegos del Hambre son una lucha a muerte, sólo uno puede ganar, pero no es sólo un show, es una forma de recordar a todos los ciudadanos quien manda, quien tiene el poder y lo que les pueden obligar a hacer si no se someten.

Katniss vive en el distrito 12 y, como todos en su distrito, sabe que salir elegido para participar en los juegos es ir a una muerte segura, ya que otros distritos preparan a voluntarios para ganar y tienen más recursos para ello. Desde los doce años hasta los dieciocho, se acumula una papeleta con tu nombre en la urna y si, además, has tenido que pedir teselas porque con la comida que te dan no puedes sobrevivir, cada año se acumulan unas cuantas más.

El día de la elección de los participantes la hermana pequeña de Katniss sale elegida, por lo que no le queda más remedio que presentarse voluntaria si quiere salvar a su hermana.

A partir de ese momento la vida de Katniss cambiará para siempre, el horror de los juegos podrá con ella. Matar a tus contricantes no te hace más fuerte, sino más débil; pero lo que no sabe es que con sus actos en la Arena, el escenario donde se desarrollan los juegos, desatará un movimiento revolucionario imparable.

La lectura de estos libros me ha parecido adictiva, sobretodo la del primero, que es el libro que te sitúa en la historia, te muestra el estado en el que viven los habitantes de Panem. El segundo libro lo he visto un poco más flojo y el tercero ha empezado flojo, pero ha acabado muy fuerte.

La historia es impresionante, pero lo que realmente da escalofríos es que sientes el libro. Conforme avanza la historia consigues ponerte en el papel de todos sus personajes, con unas personalidades tan bien definidas y tan reales que impactan. Sientes su impotencia, su desazón, su locura… Empatizas con ellos y ves que en toda esta historia hay una triste realidad: que para que exista la riqueza ha de existir la pobreza, y para eso unos han de estar sometidos a otros. Mientras los pobres se preocupan de qué comer, a otros les preocupa qué ropa ponerse. ¿De verdad no os suena de nada?

Algunas personas al leer los libros se preguntan si algún día llegaremos a semejante barbaridad, pero yo creo que ya existió y la dejamos atrás, ya que desde el principio esta forma de gobierno me ha recordado a los romanos, aunque mucho más modernos en la práctica. Teoría que se confirma al final del tercer libro cuando podemos leer la frase: “Panem et circenses”. Esta expresión tiene origen latino y siginifica “pan y juegos del circo”. Describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población y ocultar hechos controvertidos, les provee de alimento y entretenimiento de baja calidad. ¿La arena no os recuerda a los coliseos? ¿A las luchas de gladiadores y las peleas de esclavos?

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s