¿Cuentos o historias de terror?

Desde muy pequeños nuestros padres nos han contado el cuento de Caperucita roja, Cenicienta, Blancanieves, la Sirenita, la Bella durmiente, etc. También hemos visto las películas de disney y otras tantas versiones, unas nos han gustado más y otras menos, incluso cuando éramos niños nos cuestionábamos cuales eran las verdaderas, tomando la de Disney siempre como ejemplo de veracidad. Pero, ¡sorpresa! Ninguna de esas versiones es la versión original del cuento, la primera… De hecho encontrar la primera versión de esos cuentos es una tarea complicada.

La mayoría de los cuentos, que han sobrevivido hasta nuestros días, datan de la edad media y tienen muchas versiones, dependiendo de donde se cuenten. Son historias transmitidas, durante generaciones, oralmente, por lo que la historia original ha ido degenerándose, aunque se conservan los detalles cruciales de la historia.

Antiguamente los cuentos nunca acababan bien, ya que su objetivo era transmitir enseñanzas, tanto a niños como a mayores. Además la mayoría de esas historias se contaban en las tabernas, después de un duro día de trabajo. Pensemos que aquellos tiempo la crueldad estaba al orden del día y la gente malvivía como podía, de ahí que muchos de los cuentos contengan detalles verdaderamente grotestos.

¿Nunca habéis pensado que el cuento de Blancanieves es un poco tétrico? Una malva bruja que quiere arrancarle el corazón a la princesa… Para mi gusto es un poco bruto.

¿Por qué los cuentos se han suavizado? Hay muchos autores que dedicaron muchos años a recopilar estos cuentos y leyendas para dejar constancia de ellos por escrito, los más destacados son los hermanos Grimm, naturales de Alemania. Ambos hicieron una extensa recopilación, pero cuando acabaron el libro no fue del gusto de los editores, que querían complacer al público infantil, no asustarlo. Así que tuvieron que escribir diferentes versiones, ¿a cuál más suave?

Indagando por la red he conseguido algunos datos sobre los cuentos antiguos.

Cenicienta: En el cuento de la Cenicienta original, ésta no es tan buena como en el cuento que conocemos. Ella mata a su primera madrastra para que su padre se case con el ama de llaves, lo que no tiene en cuenta es que las seis hijas de la mujer se mudarán con ella, dándole mucho trabajo. Además no queda claro si el zapatito era de cristal o de madera. En la versión de disney cuando las hermanastras se lo prueban, no les entra, el zapato sale disparado… En la versión original las hermanastras mutilan sus pies para que les quepa el zapatito, cortando sus dedos y parte del talón. El príncipe se da cuenta cuando ve la sangre correr. Y en la boda de Cenicientas las palomas, que recogen su velo, les sacan los ojos a las hermanastras por envidiosas.

Belladurmiente: El cuento transcurre más o menos como nos lo cuentan, hasta que llega el príncipe a darle el ansiado beso de amor. En realidad el príncipe sucumbe a sus encantos y mientras ella duerme… ¿cómo decirlo? Lo que despierta a la princesa son los codazos de dos gemelos que intentan salir de su vientre, un chico y una chica. ¡Imaginaos! Estar dormida cien años para despertar de esa manera… Algunos dicen que además el príncipe es un hombre casado, aunque al final se acaba casando con la Belladurmiente. Después de eso la reina intentar comerse a ella y a sus hijos, acabando al final ella en el puchero. ¿No es un poco flipante? Violación, canibalismo… En fin.

Blancanieves: En la versión suavizada la malvada reina es castigada a bailar hasta la muerte con unos zapatos de hierro al rojo vivo.

La Sirenita: En lugar de otorgarle unas piernas, si quiere ser humana ha de andar sobre cuchillas. Todo para que el príncipe acabe casándose con otra y la sirenita acabe tirándose al mar y convirtiéndose en espuma. ¿Cuál sería la moraleja: nunca te sacrifiques por un hombre o no te fíes de los hombres?

La de Caperucita si queréis la leéis vosotros porque ya es el colmo de lo macabro.

Y estos son los bonitos cuentos que nos contaban de pequeñitos y nosotros contaremos a nuestros hijos, eso sí, con la versión muy muy suavizada, en la que las princesas y los príncipes son muy buenos, casi mártires, y las brujas muy malas, finalmente castigadas a desaparecer, por ejemplo.

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Un comentario en “¿Cuentos o historias de terror?

  1. Pingback: Una sonrisa roja como la sangre |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s