Crucero por Italia IV: Nápoles

La tercera parada fue Nápoles. La verdad es que me hacía mucha ilusión visitar la ciudad, tanto por comprobar su mala fama, como porque su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad.

Fue una pena no pasar más días en Nápoles. En ese mismo puerto teníamos la excursión de Pompeya y, claro, ¡no hay color!… Entre ver Nápoles o Pompeya, nos quedamos con Pompeya.

El puerto de Nápoles está justo en la ciudad, por lo que se puede ver sin necesidad de excursión, aunque no lo aconsejan por la cantidad de ladrones y mafiosos que hay.

He de decir que desde el autobús me pareció una ciudad de lo más fea y sin encanto; aunque no pasamos por el casco histórico, por lo que tampoco puedo opinar mucho al respecto. La gente que ha estado me ha dicho que no merece la pena. De todas formas, no hay nada mejor que descubrir las cosas uno mismo y valorar si ha merecido la pena o no.

Las opciones que tenemos en Nápoles son muchas:

Opción 1: visitar Nápoles.

Como ya he dicho podéis visitar la ciudad por libre o con excursión, siendo lo más recomendado esto último por las razones ya explicadas.

Las excursiones que se ofrecen son de lo más variopintas. Por una parte tenemos la típica excursión: centro histórico, calles principales y tiempo libre; y por otra parte hay una excursión que nos lleva a los lugares mas recónditos de la ciudad, catacumbas, etc. Recomendar no puedo recomendaros nada porque no he hecho ninguna, pero hay donde elegir, dependiendo de los gustos de cada uno. Eso sí, la gente que ha estado en Nápoles recomienda comer pizza, son muy baratas y dicen que excelentes; y no comprar nada que se nos ofrezca por la calle, menos aún si parece un chollo porque os podéis llevar la piedra más cara al barco, vamos que te engañan y cuando abres la caja que contiene el móvil, ipad, etc… en su lugar tenemos una gran piedra. ¡Cuidado! Y si os creéis muy listos y pedís que pongan en vuestra caja el que os enseñen, ya se encargan de robaroslo más tarde; así que ahorraos disgustos (información repetida en el barco una y otra vez).

Opción 2: Isla de Capri y Gruta Blanca.

Esta excursión se realiza en barcas y yo la haría en verano, porque que se realice la excursión depende del tiempo que haga y de las condiciones en las que esté el mar. Si no se realiza suelen buscar una alternativa, que suele ser Nápoles. Por otra parte, si es verano y os apetece mucho hacerla hay que reservarla con mucha antelación, ya que las plazas son muy limitadas.

A mí me han comentado que es una excursión muy bonita e interesante.

Opción 3: Pompeya.

Para ir a Pompeya hay que comprar una excursión sí o sí. Hay dos modalidades: sólo Pompeya o subir al Vesubio y luego ver Pompeya.

Como todo cada una tiene sus ventajas y desventajas: si pasáis el día en Pompeya os perdéis el espectacular Vesubio y si vais al Vesubio la visita a Pompeya se queda corta.

VOLCÁN VESUBIO Y POMPEYA

Nosotros sentimos debilidad por los volcanes y los paisajes, lo reconozco. Allá donde hay un volcán, o una bonita panorámica, vamos nosotros. Además, desde mi punto de vista, la visita a Pompeya no se puede entender del todo o estar completa si no se visita el volcán que la sepultó durante siglos.

Para subir al volcán hay que llevar unas zapatillas, aunque yo subí con manoletinas porque me las dejé en casa. No es un camino especialmente complicado, sólo un poco empinado, a las personas mayores les costará más subirlo, pero no hay que ser escalador ni nada parecido. No temáis, puede subir cualquiera con una botella de agua y habiendo desayunado bien fuerte.

Las vistas desde el volcán son espectaculares, desde arriba se puede sacar una panorámica de Nápoles muy bonita, con el mar de fondo.

Nada más llegar a la boca del volcán hay una cabaña donde venden souvenirs y podéis preguntar por un guía de habla hispana, que os explicará el funcionamiento del volcán, su historia… La explicacion no dura más de diez minutos y es muy interesante, además el guía se quedará por allí para preguntarle lo que queramos y, si tenéis curiosidad, os lo explicará todo con detalle.

¡Ojo! Con esta excursión no da tiempo a dar la vuelta al cráter del volcán. Tenéis el tiempo justo para subir, hacer algunas fotos y bajar corriendo. ¡Que no se os eche el tiempo encima! Si no recuerdo mal, subir nos costó unos 20 – 25 minutos y bajar 15, pero no os fiéis porque no lo recuerdo con exactitud.

Después de ver el volcán, nos llevaron a una fábrica de camafeos, donde nos explicaron cómo se tallan y vimos el tallado de uno de ellos en directo. Parece una visita prescindible, pero no lo es. Dura 15 minutos y a mí me encantó, parece imposible que se pueda tallar a mano con tanto detalle. De verdad, os gustará, aprovechad la visita.

¿Sobre el precio de los camafeos? Para mi gusto son caros, uno muy pequeñito (del tamaño de una uña) puede costar perfectamente 40 euros. Eso sí, si sois falleras y os gusta llevar camafeo en el cuello no los vais a encontrar más bonitos, al menos yo no los he visto.

Por último visitamos Pompeya, sobre la que ya escribí con anterioridad en el blog, por lo que sólo voy a contar lo que vimos allí y algunas curiosidades.

Cuando entras a Pompeya te sientes como cuando estás en un pueblo de piedra muy antiguo, la ciudad está muy bien conservada y sólo falta el tejado de las casas. Además, enseguida nos damos cuenta de que la sociedad que allí habitaba era muy avanzada: cedas el paso, a un palmo del suelo y en piedra para cruzar la calle y si llovía no mojarse los pies; tuberías; panfletos políticos para hacer campaña… ¡Una curiosidad! Los prostíbulos estaban señalados con un pene tallado en el suelo, frente a la puerta.

Puede que aún nos quede algo por aprender de los pompeyanos, ¿quién sabe?

Es una pena que la excursión por la ciudad sólo durase hora y media, tiempo insuficiente para disfrutarla, ya que es enorme y aún se están haciendo excavaciones y nuevos descubrimientos.

Más información sobre Pompeya en el blog: https://nuncatevasadormirsinaprenderalgonuevo.wordpress.com/2012/04/01/destruccion-de-pompeya/

Leer también: Crucero por Italia III: Messina y Crucero por Italia V: Roma

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

2 comentarios en “Crucero por Italia IV: Nápoles

  1. Pingback: Crucero por Italia III: Messina |

  2. Pingback: Crucero por Italia V: Roma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s