Una historia más (8)

Mara se quedó tras la cortina mientras la hechicera ofrecía una mágica infusión a su marido.

– Bebe esto, te sentirás mejor después.

Sibyla, la hechicera, había volcado nuevos recuerdos en la infusión de hierbas que bebía el hombre, quien con cada sorbo iba borrando y escribiendo nuevos recuerdos en su memoria.

Mientras la vieja revivía a la niña y le daba de beber la misma infusión que a su padre, él recordaba con amargura la muerte de Mara en el segundo parto, en cada recuerdo a partir de ahí la imagen de ella se borraba, su vida había sido la misma, pero ella ya no estaba… Y su último recuerdo: su pequeña Leire, blanca pero viva, en la mesa de la hechicera, que limpiaba sus heridas y le prometía que iba a recuperarse. Cuando volvió al mundo real Mara ya no estaba tras la cortina, nunca lo había estado para él y su hija seguía lívida, pero respiraba acompasadamente. Seguir leyendo

Anuncios