Una historia más (9)

Iba a ser la primera lluvia de estrellas del verano. Mara las observaba desde la cima de la montaña, donde se había instalado en una pequeña cabaña, antes de que cayesen.

Mientras esperaba, con los lugareños, a que la lluvia de estrellas comenzase, pensaba en la suerte que había tenido de vivir junto a esa gente que nunca preguntaba nada. Desde que llegó la acogieron como una más y cuando empezó a notarse su vientre abultado nadie le preguntó. Sentía que aquella gente no iba a juzgarla y con el tiempo aprendió a convivir con ellos, aprendió sus costumbres, sus historias… Seguir leyendo

Anuncios