Una historia más (10)

La gente la miraba con horror y lejos de ayudarla se marchaba espantada. Sólo el jefe de esa extraña tribu, que hacía unos instantes consideraba su familia, se quedó con ella y la ayudó a caminar hasta la cabaña.

Trajiste una bendición y una maldición. La maldición tienes que llevártela lejos Mara, yo ya no puedo ayudarte.” Tras esas duras palabras, entró por la puerta la vieja Sibyla y el jefe salió. Sibyla le ayudó, con mucho esfuerzo, a traer al mundo a Kaen, ese niño que parecía aferrarse a sus entrañas y no querer salir.

Cuando, por fin, Mara pudo coger a su pequeño se extrañó de su mata de pelo gris y esos ojos plateados, que dejaban helado a cualquiera. El pequeño hizo el gesto de sonreír a su madre, lo que la tranquilizó un poco, pero cuando el bebé mostró su sonrisa Mara dio un gritó y lo dejó caer. Entonces el mayor alarido jamás escuchado retumbó en la cabaña y se escuchó a kilómetros. El pequeño Kaen lloraba tan fuerte como podía a través de dos hileras de dientes afilados y lengua viperina.

Sibyla devolvió al niño a los brazos de su madre para que dejara de llorar: “es tu castigo Mara. Ya te dije que este niño se aferraría a ti el resto de sus días. No lo sueltes nunca porque sólo tu bondad podrá calmar su maldad“.

Mara no entendía nada, no comprendía por qué su hijo era así, de donde salían esos alaridos cada vez que se enfadaba, tenía hambre o necesitaba que le cambiaran el pañal. Sibyla se quedó con ella durante el primer año y durante todo ese tiempo nadie se acercó a la cabaña en la que vivían.

Cuando Kaen cumplió un año, la hechicera le dijo que tenían que irse, que la tribu ya no les protegería y que ese niño no podía ser encontrado por nadie, sobre todo por su padre. Así que comenzaron un viaje que duró una semana y acabó en una oscura cueva cavada en una montaña gris.

Las Montañas Grises os protejerán de todo mal, aquí nadie se acerca y podrás criar a tu hijo. Intenta guiarlo por el buen camino tanto como te sea posible.

10.1

Continuación

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Un comentario en “Una historia más (10)

  1. Pingback: Una historia más (9)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s