Una historia más (16)

Megan y Bryan habían visto como Sira la gran bola de fuego que cruzó el cielo. Los ancestros les habían dejado solos y ellos tenían una misión que Sira desconocía.

Las viejas historias hablaban de una cueva, la puerta a otros mundos, custodiada por una hechicera.

” En las Montañas de piedra, en las montañas rojas por las que se pone el sol, vive una anciana hechicera, milenaria, más antigua que las estrellas, los dioses y los ancestros.

Hubo un tiempo en el que extraños seres habitaban la misma tierra que nosotros pisamos, algunos eran fuertes y otros eran débiles, algunos nadaban y otros volaban. Existían fieras con largos pelajes, con escamas, hombres que eran hombres y también animales, personas de todos los tamaños… A veces había pequeños roces entre especies o entre poblaciones, pero nunca había sido nada demasiado grave, hasta que apareció Kaos.

Kaos era un hombre que vomitaba fuego, tenía cola de dragón, garras de león y dientes de tiburón. Kaos era muy fuerte y sigiloso. Algunos dicen que entre sus muchas facultades estaba la de cambiar de forma, muy rara vez se mostraba cómo era, ya que todos huían a su paso.

Kaos dedicó toda su vida a desatar una gran guerra entre especies, destructora como la que más. Muchos perecieron luchando por ideas que no eran las suyas, sometidos a falsas promesas que Kaos les hacía en su beneficio. El “kamaleon”, como muchos le llamaban, era inmensamente feliz viendo a la gente enfrentada.

Cuando todo parecía estar perdido, una tribu de hechiceros y hechiceras consiguió vencerle. Pero el daño era irreparable, lo único que acertaron a hacer fue hacer grupos con los seres que tenían posibilidades de vivir en paz y crear un mundo para cada uno de los grupos. Sin embargo, no tenían poder suficiente para deshacerse del “kamaleon”, así que le dieron apariencia humana, le borraron la memoria y lo enviaron a uno de los mundos.

Una de las hechiceras custodia las puertas, un hechicero custodia la llave y otro las piedras que permiten contactar con todos los mundos a la vez. A cada uno de ellos se les encargó una misión y quien escucha esta historia ha de viajar por los mundos y buscar a los soldados cuando la bola de fuego cruce el cielo estrellado.”

Megan y Bryan tenían que ir en busca de los soldados, pero primero tenían que entrar en la cueva y no sabían cómo iban a ser recibidos.

16.1

Continuación

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Anuncios

Un comentario en “Una historia más (16)

  1. Pingback: Una historia más (15)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s