Si a los tres años no he vuelto (Ana R. Cañil)

He retomado el blog y ¿qué mejor manera de hacerlo que con un buen libro?

51SIROL235L._SY344_BO1,204,203,200_Si a los tres años no he vuelto es una novela que narra cómo vivieron la guerra y la posguerra civil las mujeres.

El libro se centra en la historia de Jimena, una joven que se muda a Madrid con su novio y, una vez allí, se casa con él. Siendo el novio comunista y ganando Franco la guerra, tendrán que separarse: él huirá de España y ella se quedará en Madrid, donde, embarazada, será recluida en la cárcel de Ventas.

A pesar de que el libro se centra en la historia de este personaje, en su camino se cruzarán mucho otros. Personajes reales, que han dado vida al libro a través de sus testimonios. Seguir leyendo

Anuncios

La guerra florida azteca

Los aztecas creían que existían cinco mundos y se habían destruido cuatro, siendo el nuestro el último con vida. En los comienzos de nuestro mundo, los dioses se reúnen en la llanura de Teotihuacán y logran volver a crear el universo, pero los astros, el sol y la luna, están inmóviles. Para mantenerlos con vida, hay que dársela, y para los aztecas esta vida es la sangre humana.

Según sus leyendas, cuando el sol salía, éste mataba con las flechas de sus cuatrocientos rayos a las cuatrocientas estrellas, venciendo así a la noche. Era un guerrero celeste, Ilhuicamina, flechador del cielo; siendo su representación animal el águila.

El motivo de las guerras floridas está basado en la necesidad de sangre y sacrificio para mantener el sol en el cielo. Por ello, cuando los sacerdotes decían que el sol y los dioses necesitaban más comida, dos pueblos aztecas se enfrentaban en el campo sagrado.

Morir en estas guerras era todo un honor, era así como los prisioneros de guerra eran sacrificados en un altar, donde les arrancaban el corazón aún palpitante. Esta era la flor de las guerras floridas, siendo la sangre el “agua preciosa”.

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

¿Cómo se midió la auténtica forma de la Tierra?

En el siglo XVIII la ciencia estaba en auge en España y Europa, mientras que en esta última se siguió desarrollando, en España enseguida se apagó un poco esa tendencia de investigar para saber más.

Fue en ese siglo cuando Francia hizo una de las expediciones más importantes, cuyo objetivo era averiguar la forma real de la Tierra, ya que al no conocerla con precisión las cartas de navegación se veían afectadas, un problema que se quería resolver en una época en la que el tráfico marítimo era habitual en todo el mundo.

La expedición se dividió en dos: Seguir leyendo

Pompeya

El 24 de agosto del año 79 Plinio el Joven contemplaba desde Miseno la erupción del Vesubio que arrasó Pompeya sepultándola bajo una capa de cenizas.

“Apenas nos habíamos sentado un poco para descansar, cuando se hizo de noche, pero no como una noche nublada y sin luna, sino como la de una habitación cerrada en la que se hubiese apagado la lámpara. Podías oír los lamentos de las mujeres, los llantos de los niños, los gritos de los hombres; unos llamaban a gritos a sus padres, otros a sus hijos, otros a sus mujeres, intentando reconocerlos por sus voces; estos se lamentaban de su destino, aquellos del de sus parientes; había incluso algunos que por temor a la muerte pedían la muerte; muchos rogaban la ayuda de los dioses, otros más numerosos creían que ya no había dioses en ninguna parte y que esta noche sería eterna y la última del universo. Y no faltaban quienes, con sus temores irreales y falsos, exageraban los peligros reales. Venían a decir que en Miseno se había desplomado una parte, que otra estaba ardiendo; todas estas noticias eran falsas, pero encontraban quienes las creyesen. De pronto se produjo una tenue claridad, que nos pareció no el anuncio de la llegada del día, sino de la aproximación del fuego. Pero las llamas se habían detenido algo más lejos; luego las tinieblas vinieron de nuevo, las cenizas cayeron de nuevo, esta vez abundantes y densas. Poniéndonos de pie repetidamente la sacudíamos de nuestra ropa; de otro modo hubiésemos quedado enterrados e incluso aplastados por el peso. ” (Fragmento de una carta escrita por Plinio el Joven)

Hasta 1748 no fue redescubierta y actualmente Seguir leyendo

Erastóstenes

Erastóstenes fue un astrónomo, historiador, geógrafo, poeta, crítico teatral y matemático. Nació en Libia en el año 276 a.C, pero estudió en Alejandría y Atenas.

Este erudito destaca por su cálculo de la circunferencia de la Tierra, cuya historia no tiene desperdicio:

El día del solsticio de verano (21 de junio) se fue a Siena, donde la luz del sol al caer sobre una vara a medio día no producían sombra, el Sol se encontraba en el cenit, ya que el fondo de un pozo estaba iluminado. En ese mismo momento en Alejandría, a 5000 estadios, unos amigos suyos medían la sombra del sol al incidir sobre un obelisco de altura conocida, midiendo un ángulo de 7,2o.

Si la Tierra fuera plana y al encontrarse el sol a gran distancia, los rayos de éste al incidir serían paralelos y no producirían sombra en ningún lugar del planeta. Fue así como Erastóstenes dedujo que la Tierra no era plana.

Para calcular la circunferencia de  la Tierra utilizó la siguiente fórmula: Seguir leyendo