Educación y enseñanza

Esta mañana leía una noticia que hablaba sobre la calidad de los maestros de nuestro país. En las últimas oposiciones sólo el 14% aprobaron una prueba de nivel para niños de 12 años… Las cifras son escandalosas. Esto es muy preocupante, muchísimo. No sólo porque no sepan ciertas cosas que deberían saber, que además en un futuro tienen que enseñar, sino porque se supone que cuando te presentas a un examen vas preparado para aprobar no para hacer el ridículo. Siento utilizar esta expresión, pero una persona que, supuestamente, está preparada para enseñar a otras personas debería sacar sobresaliente en el nivel que ha de impartir, eso para empezar (y para acabar).

Yo llevo 9 años dando clases particualares esporádicamente, he dado niveles de ESO hasta un nivel de selectivo y cada año noto más esa falta de base en mis alumnos.

Cuando empiezo las clases siempre digo que lo mío es una ayuda, Seguir leyendo

Anuncios

Una experiencia más

Después de un año sin parar ni para respirar, hoy comienzan mis vacaciones. A penas una semana, pero voy a aprovecharla todo lo que pueda.

Esta mañana, mientras acababa de dejar la casa limpia para la vuelta, me he parado a pensar todo lo que no he podido reflexionar en estos meses. Este ha sido un año de decisiones, de cambios… Seguir leyendo

Querer a alguien

Hace unos días comentaba con una amiga las diferentes formas de querer a una persona.

Hablábamos de un problema suyo y, de repente, me encontré filosofando sobre el tema. Intentando darle algún consejo que resolviera el asunto o que le ayudara a tomar decisiones.

A veces dejamos de hacer cosas porque a otras personas les pueden molestar, pero yo creo que todo tiene un límite. Imaginemos que tenemos un amigo al que le gustamos, sabemos que nos quiere mucho y más que como amigos, que no aceptaría vernos con otra persona. ¿Qué supone esto? ¿Quedarnos solteros eternamente por no hacer daño a alguien que queremos? ¿Entonces es nuestro amigo nuestra única posibilidad en el amor? Seguir leyendo

¿Amigos para siempre?

“A un sabio le preguntaron: ¿por qué se pierden los amigos?. Y el sabio contestó que si se pierden no eran amigos, porque los amigos son para siempre”.

No puedo estar más en desacuerdo.

Si yo le pregunto a alguien: ¿por qué perdiste la amistad con tal o cual?. Y ese alguien me da esa contestación, yo lo primero que pienso es que esa persona no tiene autocrítica y está poniendo una escusa barata, ya no a mí, sino a sí mismo.

Yo hay personas por las que lo daría todo, amigos que para mí son para siempre, para más allá de la muerte y son lo mejor que me ha pasado en la vida. Y ¡qué nadie los toque! Hay gente con la que sientes Seguir leyendo

Mientras no vaya conmigo a mí me da lo mismo

Hace un par de semanas escuchaba a una persona decir: “yo esto lo he visto hacer a otras personas y no me ha gustado, pero no me he metido; ahora me lo están haciendo a mí y eso es diferente, ahora voy a tomar represalias y a decir las cosas como son”.

Esto me hace reflexionar sobre la actitud de las personas, que frente a un problema ajeno no reaccionan, pero cuando el mismo problema llega a su vida sí. Me planteo la siguiente pregunta: si cuando vemos algo injusto o que no nos gusta, reaccionáramos, ¿no evitaríamos que ese mismo problema lo tuvieran otras personas?

Este tipo de situaciones son nuestro día a día. Todos tenemos que afrontar Seguir leyendo