Pechugas a la catalana

Érase una vez un día en que no me apetecía cocinar, unas pechugas en la nevera y un poco de inspiración.

Sí, esta receta me la he inventado yo y se hace en 5 minutos.

Era un día en el que yo había comido un cuscús, que había sobrado del día anterior, y mi novio estaba de camino a casa, después de trabajar. No me daba tiempo a descongelar nada y no tenía ganas de ponerme a cocinar, de hecho me tocaba hacer mi famosa ensalada de patata y me daba una pereza impresionante cortar los ingredientes. ¿No es lo que más rabia os da de cocinar? ¿Tener que cortarlo todo en trozos pequeñitos? Lo siento, aún no he cogido esa técnica de la tele, que cuando vemos al cocinero pensamos que en cualquier momento la zanahoria se convierte en un dedo.

En esas estaba yo, sin ganas, Seguir leyendo

Rollitos de pechuga y romero

Esta receta es muy sencilla de hacer, en casa nos encanta y triunfa siempre que viene gente a comer. No podéis dejar de hacerla, en serio.

Yo hago dos tipos de relleno en la misma bandeja, para no aburrirnos mientras comemos y mezclar sabores. Por una parte, hago rollitos de pechuga con jamón serrano y queso gouda y, por otra, rollitos de queso de cabra, bacon y dátiles. Los que más me gustan son los de dátiles porque me encanta mezclar salado y dulce, pero los de jamón también están buenísimos. Seguir leyendo

Un menú de sábado: mejillones, pollo al jengibre y arroz al curry.

MEJILLONES, POLLO AL JENGIBRE Y ARROZ AL CURRY

¡Menuda combinación para comer! Estaréis pensando… Pues yo pensé lo mismo. Pensaba hacer pollo al jengibre con arroz basmati blanco (receta de mi libro de dieta), pensé que un poco de curry no iba a engordarme mucho y mi novio trajo una sorpresa: mejillones frescos.

Al final lo que era una comida de dieta, acabó siendo todo un menú de restaurante, con nuestra cervecita fresquita y todo. Faltó el postre, pero es que ya era demasiado mezclar…

Hicimos la comida en un momento y comimos de lujo. La verdad es que tengo un pinche de cocina excelente, aunque discutimos un poco porque a él le gusta todo muy picante y a mí no, me parece que el picante en su justa medida da un sabor especial, si te pasas lo mata.

Voy a poner las recetas con el picante que a mí me gusta, sino os saldrá fuego por la boca. No os he contado nunca la historia de las “patatas dominó” que hice, pero algún día la contaré… Si no os gusta el picante no las hagáis nunca. Seguir leyendo