Cuellos con telar

Parece que comienza a hacer un poco de fresquito, ¡ya era hora! Así que me he dicho: voy a empezar con las labores de invierno, que tienen que prepararse para el frío y si empezamos en invierno no nos da tiempo a estrenarlas luego.

¿No sabéis hacer punto, pero habéis visto una lana preciosa para haceros un cuello o bufanda? ¡No hay problema! Hoy os traigo un cuello facilísimo, pero que bien podía haber sido una bufanda.

whatsapp-image-2016-09-15-at-09-58-39

Os pongo la foto para que veáis que bonito y sencillo queda el punto, además a mí me quedó muy mullidito, ahora os diré cómo. Es tan suave…

Cuando digo que no os hace falta aprender punto, no quiere decir que no os haga falta nada, para hacer este cuello o una bufanda necesitáis un telar rectangular.

telar

Yo tengo uno exactamente como este. Me costó 4€ y es muy fácil de usar. Además, con él podemos hacer puntos diferentes, pero yo hoy os voy a explicar el punto más básico para que empecéis con algo fácil a hacer vuestras labores.

En el cuello que os he puesto se me planteó un problema: la lana que cogí era muy fina y quedaba con agujeros. Así que lo solucioné dando varias vueltas con la lana, en lugar de una. En concreto hice tres vueltas para que quedara más grueso y sin agujeros.

Como veis lo que sale del telar es un rectángulo con lo cual si queréis un cuello tendréis que unir las dos partes, si queréis una bufanda dejarlo como está.

Y ahora viene lo divertido… Os dejo un vídeo explicativo sobre cómo usar el telar.

Bufanda de ganchillo

bufanda gris

La historia de este chal-bufanda se reduce a una camisa sin gracia y un ovillo de lana sin destino.

¿Qué hago con esta camisa? ¿Qué hago con este ovillo? Pues un chal para la camisa y si abriga mejor, que ya llega el frío.

Este chal es para principiantes, es muy sencillo. Realmente yo no voy a hacer nada demasiado difícil porque aún no controlo mucho el ganchillo, así que si os apetece probar conmigo a realizar algunas labores estaré encantada.

Para esta bufanda he utilizado lana gorda y una aguja de 6mm. La lana no era muy buena y ha quedado un poco tiesa y con el uso se ha deformado un poco, así que si queréis que dure ir a una tienda especialista en lanas, que ahora hay muchas, y dejaros aconsejar.

Se puede hacer de muchas medidas las mías han sido: 18 cm ancho y 174 cm de largo (para poder darle dos vueltas).

El patrón es muy sencillo: Seguir leyendo