Ivy Maybe

Si para algo positivo está sirviendo la crisis, es para que algunos jóvenes saquen el artista que llevan dentro y le echen imaginación a la vida.

Desde hace años he visto como una amiga mía fabricaba sus propios broches, preciosos, por cierto, para ella y para su familia y amigos. Sin ir más lejos a mí me regaló un pollito, que llevé en mi mochila de la universidad durante muchos años y aún conservo, aunque con un ojo menos.

Ahora Alba ha abierto su propia web, en la que ofrece sus productos, 100% hechos a mano y, sinceramente, a mí me encantan todos y cada uno de ellos. Podemos pedir, desde un cojín personalizado, o un broche, a una bufanda.

http://ivymaybe.blogspot.com.es/

Os animo a que entréis a su web y, como mínimo, echéis un vistazo.

Y, para resolver algunas de las dudas más comunes que podemos plantearnos, le hice una pequeña entrevista. Seguir leyendo

Anuncios

Un cuento navideño consigue 1638 kg de comida para los más necesitados

Un cuento solidario, escrito por los usuarios de Twitter, ha conseguido una donación de 1638 kg de comida para la Fundación Banco de Alimentos de Madrid.

La idea ha sido contar entre todos una historia de Navidad, por cada twit se dona un kilo de alimentos, que se han cargado en Carrefour. Los usuarios continuaban la historia del anterior con el hastag #Eraseunanavidad.

Podemos leer el cuento en http://www.eraseunanavidad.es/.

Yo ya lo he leído y me ha llamado la atención lo bien escrito que está, habiendo participado personas tan diferentes me sorprende la coherencia del texto. Además me ha gustado bastante, me parece un relato entretenido y divertido.

Os recomiendo que lo leáis, aunque sea por curiosidad.

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Tapones para Aitana

Hace más o menos un mes, una amiga mía me etiquetó en una foto, junto a más gente, para animarnos a participar recogiendo tapones para ayudar a una niña, Aitana, con una cardiopatía congénita.

Esta es una propuesta de Seur. La ayuda es muy simple, no cuesta nada. Sólo tenemos que separar los tapones de plástico de las botellas que usamos en casa y ponerlos en una bolsita. Cuando tengamos suficientes los llevamos a una oficina Digital-Factory  y, gratuitamente, ellos se encargan de trasportarlos a una empresa de reciclaje, que pagará a la familia de Aitana 200€ por cada tonelada de tapones que enviemos. Seguir leyendo