Dona tu cabello al cáncer

¿No os ha pasado alguna vez que escucháis una iniciativa encantadora y pensáis: si lo hubiera sabido antes…?

Esto es lo que me pasó a mí el año pasado nada más cortarme el pelo. Una amiga me dijo: si te cortas un poco más lo habrías podido donar a los niños con cáncer. Y, entonces, decidí que al año siguiente donaría el pelo que me cortase.

¿Por qué donar nuestro cabello?

Para la mayoría de la gente su cabello es una de las cosas más preciadas, no solo es parte de su estilismo, sino también de su personalidad. Sin su pelo no se ven ellos mismo y a algunos nos cuesta mucho cortarlo, tenemos ese miedo a perder parte de nuestra personalidad.

Con esto quiero decir que donar el cabello puede ser una esfuerzo para algunos, mientras que para otros simplemente es un cambio de look.

¿A qué se destina nuestro cabello? ¿Por qué es tan importante nuestra donación? Seguir leyendo

Una experiencia más

Después de un año sin parar ni para respirar, hoy comienzan mis vacaciones. A penas una semana, pero voy a aprovecharla todo lo que pueda.

Esta mañana, mientras acababa de dejar la casa limpia para la vuelta, me he parado a pensar todo lo que no he podido reflexionar en estos meses. Este ha sido un año de decisiones, de cambios… Seguir leyendo

Una piedra en el estuche

Hoy estaba en el curso de alemán y mi compañero me ha preguntado algo así como: ¿por qué llevas una bola en el estuche?

Al principio he debido de poner cara de “¿qué me estás contando? ¿qué bola? ¿qué dice este?” y luego he visto el estuche y ahí estaba la bola. “¿Es un chicle?”, ¿quién puede pensar que lleve un chicle en el estuche?… En fin, le he dicho que era una piedra. “¿Y eso?”. ¡Qué chico más curioso! A ver cómo le explico yo la estúpida historia de la piedra, que ha pasado por todos mis estuches sin yo acordarme de ella. “Es un amuleto”. Su cara ha sido un poema. “Ya sé que es algo raro, ¿no?”, decía yo intentando disculpar esa extrañeza, de la que no me había percatado. En realidad suelo llevar muchas cosas que la gente me da o se deja en mi bolso, no sé por qué, son como recuerdos. Aún llevo una pulsera de las primeras niñas que cuidé, un dibujo de las que cuido, la herradura de un amigo, la bala de un exnovio, la pulsera que le rompí a mi mejor amigo…

Y ahí va la historia de la piedra… Seguir leyendo

Clases particulares

De todo en lo que he trabajado, este es uno de los trabajos que más me gusta: dar clases.

Personalmente, nunca me he apuntado a clases particulares, si me ha hecho falta me he negado en redondo porque, por muy barata que te cueste la hora, a la larga sale muy caro y prefiero aprender sola, si puedo.

¿Cuánto vale la hora de dar clase? Seguir leyendo

Renovar el armario

¿Ya os habéis cansado de vuestro viejo armario empotrado? ¿Está pasado de moda, ya no pega con el estilo de vuestros muebles? ¿o, simplemente, necesitáis una renovación?

Con los tiempos que corren un nuevo armario puede resultar muy caro, pero podemos renovarlo nosotros mismos a nuestro gusto. Sólo necesitamos tiempo, paciencia, muchas ganas y un poco de buen gusto. En unos días conseguiremos un armario más que apañado.

Dentro de poco mi pareja y yo nos mudamos y el armario de la habitación de matrimonio no nos pegaba con los muebles que habíamos elegido, así que pedimos permiso para renovarlo y ¡voilà! Ha quedado perfecto.

En nuestro caso el armario estaba recubierto por dentro de fieltro, que es un material donde se acumula mucho polvo y eso para los alérgicos es horroroso, así que lo teníamos que quitar.

¿Cómo lo hicimos? Seguir leyendo