¿Amigos para siempre?

“A un sabio le preguntaron: ¿por qué se pierden los amigos?. Y el sabio contestó que si se pierden no eran amigos, porque los amigos son para siempre”.

No puedo estar más en desacuerdo.

Si yo le pregunto a alguien: ¿por qué perdiste la amistad con tal o cual?. Y ese alguien me da esa contestación, yo lo primero que pienso es que esa persona no tiene autocrítica y está poniendo una escusa barata, ya no a mí, sino a sí mismo.

Yo hay personas por las que lo daría todo, amigos que para mí son para siempre, para más allá de la muerte y son lo mejor que me ha pasado en la vida. Y ¡qué nadie los toque! Hay gente con la que sientes Seguir leyendo

Anuncios

¿Ha pasado el tiempo?

No hace mucho quedé con dos amigos del instituto después de no verlos en ocho años, habíamos perdido el contacto casi completamente.

Empezamos hablando por facebook, comentando nuestras publicaciones, con algún mensaje privado esporádico y al final acabamos quedando.

La verdad es que es un placer darte cuenta de que con los verdaderos amigos parece que no ha pasado el tiempo, sentirte igual de a gusto que siempre, hablar de cualquier cosa con ellos y pasártelo igual de bien que antaño.

¿Por qué perdimos el contacto? Ni me acuerdo, no recuerdo haberme peleado con ninguno, ni haber tenido una de esas discusiones monumentales por las que la gente se deja de hablar; supongo que simplemente cada uno siguió su camino y hemos acabando forzando a nuestros caminos a que se crucen otra vez.

Y seguro que no tienen que pasar otros ocho años para que volvamos a quedar. De hecho no creo que pase mucho tiempo.

Estas son las cosas que se agradecen de la amistad y de la gente que merece la pena conocer un día para seguir manteniéndola el resto de la vida.

¡Gracias chicos!

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

Un perro en el taxi

Esto me ocurrió hace unos meses cuando volvía de una cena con mi chico. Paramos un taxi y cuál fue mi sorpresa al subir y escuchar a la taxista decirme: “¡Cuidado! Que mi perro está ahí, ¡Poppy! ¡Poppy!”
Mi cara fue un poema al ver un perrillo salir de las sombras y sentarse en el asiento del copiloto.
Me quedé loca, miré a mi novio, miré al perro… Sólo me quedó aguantarme la risa durante todo el trayecto. En mi vida me había pasado nada similar, pero me juego lo que sea a que a ninguno de vosotros le ha pasado eso.
Que la gente lleve el perro en su coche… ¡vale! ¿En un taxi? ¡Qué nos hagan un descuento! XD XD XD
¡Me quedé loca! ¡loca, loca, loca! Jajajajaja

Y de aquí surge un debate, ¿qué os parece? ¿pueden los taxistas llevar a su mascota en el taxi? ¿no deberían dejarla en casa? ¿qué opináis?

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.

El arte de morir

Cuando tenía doce o trece años se estrenó esta película en el cine.

Desde entonces ha sido siempre una de mis películas de misterio preferidas.

El otro día, recordando viejos tiempos, decidí volver a verla. No me pareció tan buena como entonces, pero mereció la pena,de eso no hay duda.

El argumento de la película se basa en un grupo de amigos que hace muchos años perdieron el contacto, desde la desaparición de uno de ellos.

Después de muchos años la investigación se vuelve a abrir, ya que una nueva prueba ha llegado a la policía. Tendrán que reunirse para ocultar la verdad de lo sucedido, pero parece que algo o alguien está empeñado en vengarse de ellos y morirán uno a uno, sin entender el por qué su mundo se desvanece. ¿Quién será el siguiente? ¿Qué está pasando en realidad?

Suscríbete al blog con el enlace RSS del final de la página o a mi página de facebook y serás notificado de todos nuestros avances.