Crucero por Italia IV: Nápoles

La tercera parada fue Nápoles. La verdad es que me hacía mucha ilusión visitar la ciudad, tanto por comprobar su mala fama, como porque su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad.

Fue una pena no pasar más días en Nápoles. En ese mismo puerto teníamos la excursión de Pompeya y, claro, ¡no hay color!… Entre ver Nápoles o Pompeya, nos quedamos con Pompeya.

El puerto de Nápoles está justo en la ciudad, por lo que se puede ver sin necesidad de excursión, aunque no lo aconsejan por la cantidad de ladrones y mafiosos que hay.

He de decir que desde el autobús me pareció una ciudad de lo más fea y sin encanto; aunque no pasamos por el casco histórico, por lo que tampoco puedo opinar mucho al respecto. La gente que ha estado me ha dicho que no merece la pena. De todas formas, no hay nada mejor que descubrir las cosas uno mismo y valorar si ha merecido la pena o no.

Las opciones que tenemos en Nápoles son muchas: Seguir leyendo

Anuncios

Crucero por Italia II: Trapani

Después de un día de navegación, llegamos a Trapani.

La ciudad se puede ver perfectamente por tu cuenta, sin necesidad de contratar ninguna excursión. El puerto donde atracan los cruceros está al lado del centro histórico, por lo que sólo hay que cruzar la carretera e internarse por sus calles para conocer el lugar.

Nosotros optamos por hacer una excursión que nos llevaba al templo griego de Segesta y Érice, un pueblo medieval, al que también se puede acceder desde Trapani.
A la vuelta pudimos pasear una horita por la ciudad, que tenia muy buena pinta. Por lo que a partir de mi experiencia recomiendo una de estas dos opciones para realizar la visita.

Opción 1: si os gusta verlo todo, aunque sea deprisa, y queréis ver un templo griego bien conservado.

Entonces os recomiendo contratar la excursión Segesta-Érice y, a la vuelta, andar por el casco histórico de Trapani, que fue lo que nosotros hicimos.

Opción 2: si no tenéis interés en ver el templo de Segesta y os gusta ir por vuestra cuenta.

Entonces os recomiendo bajar en Trapani y pasar allí las cuatro o cinco horas que tenéis. Pedir un mapa e internaros por sus calles, ver la catedral, pasear por uno de los paseos que da al mar Mediterráneo, probar los helados italianos… O, si queréis visitar Érice, ir directos a coger un autobús que os lleva al teleférico, que sube al pueblo, y a la vuelta visitar Trapani. Informaros previamente del bus que tenéis que coger y sus horarios, así como de los del teleférico y sus precios. Mucha gente del barco hizo esto y tuvieron tiempo para pasear tranquilamente por ambos lugares, pero yo recomiendo ir primero a Érice, ya que el barco no espera a nadie y a la hora indicada cierra sus puertas, por lo que es recomendable estar un cuarto de hora antes por si hay cola para entrar.
TEMPLO GRIEGO DE SEGESTA Seguir leyendo